El mito de Hackerina

Érase muchas veces, un lugar de tantos. Un lugar de tantos que no se podía situar en un mapa, pues estaba en cualquier parte a cualquier hora, de cualquier día. Podríamos ponerle la dirección que quisiésemos o nombrarlo como más nos apeteciese, yo hoy por ejemplo, lo llamaré Colaborabora, y diré que es una isla…

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s